miércoles

un pedacito de recuerdo triste...

Me duele pensar en ti. Me duele pensar en lo que pudo haber sido y no fue. Me duele pensar en que aún sabiendo que aún te quería ni te inmutabas. Me duele pensar en por qué no hubo una oportunidad, por qué hiciste como si nada, como si sólo fuese una más, sobrepasando la línea de la persona. Sin hablar, porque yo no podía. Sin hablar, porque tú no querías. Es difícil hablar como si nada hubiera pasado, como si nunca hubiese habido una piedra en el camino. En mi vida empieza una nueva etapa, en la que por supuesto tú no apareces. Pero por hoy basta. Ya eres un recuerdo. Eres mi pasado. Se acabó. Soy feliz, y sin ti (punto y final).



Lo que me daba por escribir hace... mucho
13septiembre2008

un pedacito de lección constitucional...

"Las cosas, si no se lucha por ellas,
no caen como el maná, del cielo."

Profesor Villacorta.

domingo

un pedacito de fito...,


+ Me perdí en un cruce de palabras, me anotaron mal la dirección... ♫
- Es que los cruces de palabras pueden ser muy peligrosos.
+ Por eso yo los evito.
- Como lo de las glorietas. ¡Dime tú quién llama glorietas a las rotondas! Excepto el examinador, claro << coja la tercera salida en la glorieta>> <<perdone, ¿dónde?>> "

jueves

un pedacito de "El Principito"

+ Pero ella sola es más importante que todas vosotras, puesto que es ella la rosa a quien he regado. Puesto que es ella la rosa a quien puse bajo un globo. Puesto que es ella la rosa a quien abrigué con el biombo. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres que se hicieron mariposas). Puesto que es ella la rosa a quien escuché quejarse, o alabarse, o aun, algunas veces, callarse. Puesto que ella es mi rosa.
- Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
Y volvió hacia el zorro:
+ Adiós -dijo.
+ Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el principito, a fin de acordarse.
- El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.
+ El tiempo que perdí por mi rosa... -dijo el principito, a fin de acordarse.
- Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-. Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...
-Soy responsable de mi rosa... -repitió el principito, a fin de acordarse.

Antoine De Saint-Exupéry

miércoles

un pedacito de exclusividad.

+ Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.
- Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan solo una sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.
Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño por hacer felices a los demás.
- Una mujer exquisita no es la más ardiente, sino la que vibra al hacer al amor solamente con el hombre que ama.
+ Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada por ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.


- Y un hombre, un hombre exquisito es aquel que valora una mujer así.


- Gabriel García Márquez -

un pedacito de lo que es lo políticamente correcto...

"Para estar en el mundo diplomático hay que tragar muchos sapos.
No siempre puedes decir  lo que piensas."
Profesor Tocino..

lunes

Un pedacito de yoísmo.

- Soy una chica normal, con aspiraciones y sueños normales. Ni mi vida ni yo tenemos nada de especial, nada de extraordinario. No me considero ni la más guapa, ni la más fea. Me suelen decir que tengo unos ojos bonitos, aunque preferiría haberles tenido verdes y, respecto a complejos, mejor ni hablemos. No soy ni la más simpática, ni la más borde. Se comenta que siempre ando con una sonrisa en la boca, que no significa que siempre esté contenta. Tampoco soy la más inteligente, ni mucho menos la más tonta. No me gusta estudiar, pero me gusta aprender. Ni la más privilegiada, ni la más desgraciada. No me falta de nada, pero supongo que “quien más tiene, más quiere”. Siendo “del montón” no me siento mal. De hecho, a veces me pongo en el lugar de otra persona y… “¡ah, mamá!”(Bridjet Jones) No cambio mi vida por nada del mundo. ¿Te imaginas que naces en la familia real? Ya, de siempre, te guste o no, estás sometido al mundo mediático (en el mejor de los casos), si no a la corona. ¿Y si eres la hija de la Esteban? De por vida conviviendo con los medios de comunicación encima. ¿Y en el caso de que nacieras en el seno de la familia Pitt, y fueras feo? Condenado de por siempre jamás a la prensa rosa. ¿Y si eres extremadamente inteligente? ¡Te pasas de rosca!
Sí. Yo doy gracias por ser del montón.

- Luego, fuera, a parte de todo esto, está el concepto que se tiene de una por sus amigas
"Mujer preciosa, hecha y derecha, con personalidad,  educada, con mala hostiaaa y con buenas amigas. Esa eres tú"
Gracias, Cris =)

domingo

Anhelando un pedacito de felicidad...

"Siempre se apresura uno a ser feliz, señor Danglars;
porque, cuando se ha sufrido mucho tiempo,
 apenas se puede creer en la dicha."

"El Conde de Montecristo"
Alejandro Dumas      .

viernes

un pedacito de "Cartas a un joven español"

Querido Santiago:
[...] También es cierto que la vida es dura. Pero cuando lleguen los malos momentos, que llegarán, no te quejes. No te quejes nunca. Es una falta de cortesía. Y sobre todo, una forma de trasladar a los demás algo que te ha tocado a tí. Si lo sabes hacer tuyo, te hará más fuerte. Eso sí, mantente siempre del lado de los que sufren. Te ayudará a ser mejor.
Ya hemos comentado, y ya sabes, que hay quien prefiere esquivar las consecuencias de sus actos y opta por mirar hacia otro lado. Más de una vez tengo la impresión de que vivimos en una sociedad que ha hecho de la evasión su principal industria.  Pues bien, Santiago, desconfía de quienes te prometen la felicidad a cambio de la evasión. O a cambio de nada. Te quieren engañar. Peor aún, quieren robarte el alma, quieren adueñarse de tu libertad, arrebatarte lo más importate: tu propia vida. Es verdad que la libertad no nos garantiza la felicidad. Ni siquiera nos hace las cosas más fáciles. Pero como ya te lo he dicho varias veces, es lo que nos hace seres humanos [...]
 Ya sabemos, Santiago, que no hace falta desplegar demostraciones inútiles de patrioterismo. Mucho menos, cerrar los ojos ante todo lo que nuestros compatriotas hicieron mal en la historia. Pero tampoco podemos negar que somos todos, incluidos quienes se están incorporando ahora a nuestra nación, fruto de esa tarea, de ese sueño, de esa pasión. Para eso están la libertad, la responsabilidad y la ilusión.
 Podremos equivocarnos, claro está, y lo haremos muchas veces. Pero sólo deja de equivocarse quien no actúa. En general, estoy convencido de que cuando te propones hacer algo, lo consigues si tienes constancia, tenacidad y las ideas claras. Por muy inverosímil que parezca, por fuera de tu alcance que les resulte a los demás, lo lograrás.  Eso sí, Santiago, hay que proponérselo en firme, y estar dispuesto a trabajar duro. Y al final, las cosas salen. [...]
 Se suele decir que lo mejor es el camino. Es cierto, en parte. Yo creo que lo mejor es saber que has hecho lo que tenías que hacer para llegar hasta donde te habías propuesto. Luego vendrán cosas aún más inesperadas que las que habían ocurrido hasta aquí. Algunas pueden ser muy difíciles. Pero no hay que tener miedo a cumplir los propios sueños. [...]
  Ninguno somos insustituibles, pero lo que cada uno aporta a los demás es único. [...] Por eso mismo, cuando se ha alcanzado lo que uno se había propuesto, conviene mostrarse agradecido. Cierto que cada uno es hijo de sus obras, pero éstas sólo dan fruto cuando sirven a los demás. Y pensando en ellos, cuando tengas que remar a contracorriente hazlo. La vida no está hecha para quienes sólo aguardan el viento a favor. La libertad y la responsabilidad tampoco. 

[...] un fuerte abrazo de tu amigo, 

José María Aznar. 

viernes

Un pedacito de reflexión.

- Es como cuando vas de compras, que no puedes ir con una idea fija, porque así nunca encuentras lo que quieres.  Con el amor pasa igual. Nunca será lo ideal, pero siempre lo rozará.

una de esas conversaciones con Ana... :)

miércoles

Un pedacito de comedia romántica :D


- A veces estamos tan obsesionadas con encontrar nuestro final feliz que nos olvidamos de leer las señales, las que diferencian los que nos quieren de los que no, a los que se quedarán de los que se irán… y es posible que ese final feliz no incluya al hombre ideal. Puede que seas tú, recomponiéndote y volviendo a empezar, liberándote para algo mejor que puede haber en tu futuro. Puede que el final feliz sea simplemente pasar página. O puede que el final feliz sea este: saber que, a pesar de todas las llamadas no devueltas, de todos los desengaños, las meteduras de pata y las señales malinterpretadas, a pesar de todo el dolor y el bochorno, nunca perdiste las esperanzas.


¿Qué les pasa a los hombres?

lunes

Un pedacito de dignidad, ¿por favor?

El destino, el riesgo, la felicidad… ¿y si hablamos de la dignidad? ¿Qué es para vosotros la dignidad? Personalmente es una cualidad que la persona va labrando en sí misma desde bien pequeña, que incluye en su concepto los valores que te son inculcados, un poco de orgullo y mucha personalidad. Una mezcla explosiva. Yo creo que no hay grados de dignidad, se tiene o no se tiene. También pienso que es una de las aptitudes más importantes del ser humano: el hacerse respetar tal como somos. Cada uno sabemos hasta donde puede llegar otra persona sin poner en tela de juicio nuestra dignidad. Hay que saber decir basta. En una conversación, en una relación, o en definitiva, en cualquier aspecto de la vida. Defiende tus principios, es lo único que siempre va a acompañarte en la vida. A veces se puede decir que la dignidad se nos olvida por ahí, por ejemplo cuando entra en juego el amor o la atracción. Claramente lo señalan la canción de la Oreja de Van Gogh “Qué lejos hay que ir a buscar para comprar la dignidad. Te quiero…” y la de Burning “¿Qué tienes en los ojos, nena, o es que vas a llorar? Ya sé que alguien pisó tu orgullo en un oscuro portal… ”. Debes saber, también, que siempre hay quien está ahí, fuera de tu burbuja, observando la situación de forma objetiva y dándote de vez en cuando esa colleja educativa que es necesaria. Precisamos mucho de la ayuda de estas personas, ya que habitualmente son las que hacen las veces de vista frente a nuestra ceguera temporal. Sí, sois vosotras, somos nosotras. Hoja en blanco, línea recta que la parte en dos: a mano derecha, lo bueno, a mano izquierda, lo malo; ponderación de la balanza; largos debates sobre un comentario, un desaire o un silencio. Dicen que en el amor no hay orgullo, sin embargo, yo creo que sí, que sí que le debe haber. Es más, considero que es necesario que lo haya. No me gusta ver que todo valga, porque se te pase un enfado al cuarto de hora. Tampoco que se exageren los sentimientos excesivamente pronto, ya que es síntoma de falsedad. Menos aún que se adelanten acontecimientos, siendo esto causa de prejuicios. No creo que sea lícito que con el tiempo desatiendas más a esa persona que tanto decías que querías simplemente porque das por hecho que siempre está ahí. Ten cuidado, porque con demasiado orgullo se puede romper la cuerda de la paciencia, pero la carencia de dignidad da lugar a que no se valore suficientemente el amor, siendo una monotonía que desgastará los hilos hasta que se quebranten… Se debe ser muy meticuloso a la hora de añadir la cantidad de cada ingrediente. Agregar la cantidad justa de orgullo, la cantidad justa de dignidad, la cantidad justa de palabras bonitas, la cantidad justa de amor… ni más, ni menos.

Un pedacito de una buena lección

+ Tienes que decidir entre ser Tiger o ser Igor.

- Tiger es energético, optimista, curioso, entusiasta y se divierte.

+ Igor se deprime y se autocompadece.

- Yo me voy a morir pronto, pero he escogido estar alegre hasta el último día que me quede...

+ Experiencia es lo que obtienes, cuando no obtienes lo que quieres.


- Cuando un muro aparece en nuestro camino, no está para detenernos, sino para demostrarnos cuanto queremos lograr.

Randy Pautch