lunes

Cuando pienses en el pasado, no pienses sólo en lo bueno, recuérdalo tal cual era

"Por un lado, quiero olvidarla
 y, por otro lado, sé que es la única persona 
en todo el universo que podría hacerme feliz" .


500 días juntos

miércoles

Noche abierta, heridas cerradas.



Nunca te pido nada, pero hoy, sonríe
Porque les duele
Porque les jode verte feliz. 
Porque matarían por quitarte esa sonrisa de la cara.

lunes

No tengo ganas de encontrarme con cualquiera.

Hablamos del tiempo
para no darnos cuenta de lo rápido que pasa
"Voilà, ma petite Amélie, vous n'avez pas des os en verre. Vous pouvez vous cogner à la vie. Si vous laissez passer cette chance, alors avec le temps, c'est votre cœur qui va devenir aussi sec et cassant que mon squelette. Alors, allez-y, nom d'un chien!"
 Verá, mi pequeña Amélie, usted no tiene los huesos de cristal. Podrá soportar los golpes de la vida. Si usted deja pasar esta oportunidad con el tiempo su corazón se irá volviendo seco y frágil como mi esqueleto. ¿A qué espera? Ande, vaya a por él.
Amélie 

Más sabe el zorro por viejo que por zorro.




 # Porque no siempre lo que necesito es lo que quiero, lo que quiero no siempre es lo que encuentro, lo que encuentro no siempre es lo que busco, lo que busco no siempre es lo correcto.

Quizá porque no siempre 1+1 son 2, porque el blanco puede ser negro, porque lo más fácil no siempre es lo acertado, y lo acertado no siempre me hace feliz, porque para mí, sólo lo difícil es estimulante, porque lo complicado a veces es más atractivo, porque lo atractivo no siempre tiene que ser bello, porque a veces "no" quiere decir "sí", y en ocasiones, tras un "sí" se esconde un "no", porque no es oro todo lo que reluce ni plata todo lo que no brilla, porque comer a veces no te quita el hambre y dormir no significa que descanses.
Quizá porque estar solo no significa que nadie te quiera, porque estar rodeado de gente no significa estar acompañado, porque se puede soñar despierto, porque a veces los ojos hablan más que millones de palabras, y las palabras no te salen cuando se clavan en ti ciertas miradas, porque a veces los silencios duelen más que las palabras, porque se puede andar perdida aunque conozca el camino, porque hay días tan oscuros como la noche, y noches que brillan más que un día, porque hay días para todo, porque todo a veces es nada y porque otras veces nada es todo.


Quizá porque hay quienes te tienen delante y no te ven, y quienes te han visto sin mirarte, porque puedo verte cuando no te miro, y no mirarte cuando te veo, porque el mismo abrazo que adoro me ahoga, porque aunque me ahoga me atrapa.

Quizá porque no siempre correr significa llegar más lejos, porque lo más pequeño en ocasiones es lo más grande, porque lo más ligero a veces es lo que más pesa, porque 2+2 a veces son 5, porque en ocasiones uno se salta sus propias reglas para después poder cumplirlas, porque a veces aunque se pierda se gana y porque hay derrotas que son victorias.

Feliz bicentenario de la Constitución de Cádiz.
Feliz día del padre
:)

viernes

¿Qué somos si no una acumulación de nuestros recuerdos?

Esto no es vida, es sólo una existencia,
saltar de un momento al siguiente
ignorando el pasado y sin planes para el futuro.
- Christine, estamos constantemente transformando hechos, reescribiendo nuestro pasado para facilitarnos las cosas, para que encajen en nuestra versión preferida de los acontecimientos. Lo hacemos de forma automática. Nos inventamos recuerdos sin pensarlo siquiera. Si nos decimos suficientes veces que algo sucedió, acabamos creyéndolo y al final hasta podemos recordarlo 
No confíes en nadie
SJ Watson

martes

Yo soy responsable de lo que digo, no de lo que tú entiendes.

Será que mi cansino caminar
no ronda por la puerta de
aquello que llaman...
Click y vas a 
 - en el alféizar me quedé


Ha pisado el acelerador y ni siquiera se ha puesto el cinturón. No da tiempo ni a colocar el volante en su sitio cuando quita el freno de mano. Y va nadie sabe a dónde, mirando el reloj como si no llegase puntual. En el retrovisor se pinta los labios y coge la autopista de su vida, en la que queda claro que se cobra peaje. No tarda ni tres segundos en adelantar aquellos coches que estorban, dejando a más de uno estrellarse, a veces a sabiendas, a veces no. Prefiere imaginar que cuando ocurre no es por su culpa, que es por haber decidido entrar en esa carretera, nadie le obligaba. Desde que le resbalaron los tacones en el embrague procura conducir en plano, si bien cuando se sube a ellos se desestabiliza más que ella, el coche. Siempre se preocupa uno más de lo que se ve desde fuera. El disco sigue girando en el bucle de rock del que ya no quiere salir, porque la música lenta apaga. Parece que ya llega a su destino después de muchos desvíos. Pone el intermitente a la derecha y coge la salida. Era un espejismo. Todas las expectativas se ven frustradas cuando uno se percata que iba a cargar gasolina, que es demasiado pronto para estacionar. Las agujas del reloj no dejan de girar, las hojas del calendario continúan pasando, en la autopista entran y salen coches, y Ella no se baja de los diez centímetros.
Lara

domingo

La vida consiste, no en tener buenas cartas, sino en saber jugar con las que se tienen.

.Lo poco que se de la vida está en las líneas que no escribí. Lo poco que sé de la vida se cuenta tomando un café, se entiende tomando una copa, y se olvida tomando dos. Entre lo poco que sé de la vida, te diré que nada vale la pena sin alguien que te haga ser incoherente. Ni flores, ni velas, ni luz de luna. Ése es el verdadero romanticismo. Alguien que llegue, te empuje a hacer cosas de las que jamás te creíste capaz y que arrase de un plumazo con tus principios, tus valores, tus "yo nunca" o tus "yo qué va".

Click to understand her

Nada me han enseñado los años, 
siempre caigo en los mismos errores...

martes

A veces sentimos mucho y decimos poco.

Tocada, pero no hundida

 Siempre me gustaste más cuando venías a declararme la guerra. Cuando viniste en son de paz, la aquí presente ya había dado por finalizada esa batalla, enseñándote el despliegue de soldados listos para combate de la siguiente. Y es que siempre preferiste las trincheras, que cavabas para protegerte, mientras que yo, era más de andar por campos de minas. Afrontamos el miedo de distinta forma; tú decidiste esconderte bajo tierra, y yo... Pues decidí andar, a trompicones, con la cautela mínima y el máximo descaro. Así fue. Una valiente moribunda y un cobarde más que vivo

Lara-

domingo

Las personas, si no cuentan con un propósito, están como rotas.

Pincha para ir a la fábrica de los sueños.
- Me imaginaba que todo el mundo era un enorme mecanismo. A las máquinas no les sobran partes, siempre tienen las piezas exactas que necesitan. Así que pensé que si el mundo es un gran mecanismo, yo no podía ser una pieza extra, tenía que estar aquí por alguna razón... Eso significa que tú estás aquí por una razón.


- Los gustos habían cambiado, 
pero yo no había cambiado con ellos


La invención de Hugo